8 nov. 2016

Bocachef

Comemos de forma mecánica, a veces por necesidad, otras por pasar el rato, y también como un acto social, pero en ocasiones la comida se convierte en un hábito saludable. Esto ocurre cuando le dedicamos tiempo a pensar qué vamos a comer y nos tomamos en serio la tarea.
El bocadillo fue considerado en tiempos un alimento humilde, quizás por su bajo precio y por su fácil transporte, que le permitía ser el almuerzo de un obrero. Todos conocemos los bocadillos de embutidos, queso, tortilla, ..., que forman parte de nuestra comida tradicional.
En la actualidad se permiten múltiples ingredientes y combinaciones, cada cual más nutritiva y sabrosa.
Con esta idea proponemos a nuestros chefs del Daviña que exploren su creatividad y enriquezcan su menú. Realizaremos una sesión de bocachef en la que cada uno hará su bocadillo y le añadirá una etiqueta nutricional.
Como inspiración usaremos las guías que nos ha recomendado nuestra asesora del proyecto Ana María Martínez: guía de comedores de la Xunta de Galicia y la guía de alimentación saludable SENC.
También hemos consultado la guía de actividades gastronómicas en el entorno escolar del Ministerio de Sanidad,  y por último la motivadora web Ponlle as pilas ao teu bocata, que nos muestra geniales recetas de bocadillos saludables entre otras divertidas actividades.
La sesión se realizará el día 16 de noviembre, fecha en la que tenemos un plan de tarde, visitar la feria Galiciencia, y por eso queremos comer todos juntos, en plan ... nutritos.
Pero antes hay mucho trabajo que hacer, por ejemplo, la lista de la compra y el cálculo de las cantidades.

La compra (11 y 14 de noviembre)

Hacer la lista de la compra tuvo una fase larga de reflexión. En esta entrada ponemos la parte del cálculo, más adelante, la de la organización y elaboración de la ficha de trabajo.
Parece lógico que a los de matemáticas nos tocase la gestión de las cantidades, dando ejemplo, en la foto vemos al profe de mates, Marcelo.

Los cálculos

Los alumnos de 1º de ESO fueron los encargados de hacer las proporciones para averiguar las cantidades que teníamos que comprar de cada ingrediente. No fue fácil decidir ya que no sabíamos cuánto pesa una loncha de jamón serrano, o cuánto bonito se necesita para llenar un bocadillo. Tras un amplio debate, estas fueron nuestras conclusiones:

Las dos primeras imágenes son los cálculos de Sheila, la tercera imagen es de Nerea.



Los precios

El gasto total de los ingredientes más la fruta, el pan y el agua fue, redondeando, de 150 euros.
Agradecemos la colaboración del personal de cafetería (Marcos) que nos proporcionó el agua y encargó el pan; también a la charcutera del Gadis, que amablemente nos pesó varias lonchas de queso y jamón, las primeras daban una media de 60 g y las segundas de 50; también nos dio las etiquetas para que pudiésemos tener los datos de los nutrientes.



La fruta y la verdura

Desde el primer momento todos tuvimos claro que el bocadillo llevaría lechuga, tomate y cebolla (esta última no tanto), y varias personas pidieron también aceitunas.
De postre manzanas, peras, kiwis, granadas, piña y mango. Manzanas y peras fueron donadas por un colaborador del proyecto y el resto de las frutas se partieron para elaborar ricas brochetas.
¿Os lo imaginais? pues las fotos están en la entrada siguiente ...